Menú Cerrar

Se desarrolló el primer encuentro del “Ciclo de Conversatorios”, con la participación del arquitecto y consultor de Organismos Internacionales de las Naciones Unidas, Doctor Fernando Murillo.

En el seminario, Murillo desarrolló conceptos como el derecho a la ciudad, el hábitat desde un enfoque integral y la ciudad pospandemia.

El encuentro coordinado por la Licenciatura en Desarrollo Local Regional del IAPCS de la Universidad Nacional de Villa María y la ONU de Hábitat México, convocó a más de 30 estudiantes de distintas carreras y universidades de todo el país. En él, el especialista en urbanismo presentó diferentes contenidos e intercambió ideas con los participantes.

El derecho a la ciudad “se entiende como como un principio en el cual todos los habitantes de una ciudad tienen derecho a influir en su planeación”. Y agregó: “Los principales pensadores sostienen que realmente se cumple el derecho a la ciudad cuando la gente participa efectivamente en los planes para la solución de sus problemas de hábitat, a eso me refiero cuando hablo del derecho a la ciudad”.

Por otro lado, explicó que la pandemia, en cuanto al hábitat, “ha tenido efectos devastadores”. Murillo manifestó que, especialmente en los barrios populares, la cuarentena ha producido un impacto muy fuerte respecto al empleo y la supervivencia. Se refirió especialmente a las relaciones sociales “que eran el medio que tenían los barrios populares para paliar la situación de pobreza y esto ha multiplicado los indicadores de pobreza que teóricamente Argentina tenía”. Sobre esto aclaró “en cualquier barrio popular una familia, cuando su papa y su mamá salían a trabajar, un vecino cuidaba a los niños, esto hacía que se pudieran liberar dos puestos de trabajo y esa misma familia tuviera ingresos; hoy, primero no pueden salir a trabajar y segundo, aun cuando pudieran hacer algún tipo de changa o actividad no pueden dejar a los niños con el vecino”.

En cuanto a su visión de una ciudad pospandemia, el arquitecto manifestó que no sabe lo que quedará, pero sí, lo que le gustaría que quede son políticas públicas distintas, que estén a la escala del problema tratando de que tanto el Estado como la sociedad, logren generar las condiciones para que no sean solo las soluciones informales las que terminan primando.

Murillo finalizó : “hay que tener un acuerdo de cómo se cambian las políticas públicas y de cómo se apunta a políticas públicas que sean superadoras de todo esto”.